La agresiva campaña del gobierno para promover a Honduras como destino turístico y de inversión, así como la drástica reducción en los índices de inseguridad, han provocado un incremento significativo en la llegada de turistas a distintos puntos del país, entre ellos, Trujillo.

 

Las expectativas para los seis meses que quedan de este año son altas.

“Trujillo espera 15 cruceros en el cierre de este 2018 y eso es una gran noticia para Honduras”, destaca el gerente del puerto de embarque Banana Coast Tour, Hernán Batres.

Cada llegada tiene un impacto positivo en la economía de la ciudad, pues se incrementan las ventas de restaurantes, artesanías y la reservación de hoteles.

“Este es un buen número para Trujillo, porque eso demuestra que estamos en crecimiento. Lo más importante es que las compañías de cruceros nos están considerando y conociendo este bello destino turístico”, subraya Batres.

“Estos cruceros están confirmados”, adelanta, al tiempo que reconoce la buena imagen que está plasmando Honduras en materia de turismo, porque “ha despertado un tremendo interés en los turistas nacionales e internacionales y en este caso no se quedan atrás los cruceristas”.

De esa forma, Trujillo le está apostando al turismo para que nacionales y extranjeros puedan visitar una de las mejoras playas en tierra firme del istmo centroamericano y conocer sus distintas bellezas coloniales.

Con ese objetivo, Marca País organizó la caravana Viajando por Honduras para promover el turismo en varios municipios de Francisco Morazán, Olancho y Colón, pasando por el Corredor Agrícola y concluyendo en Trujillo con un conversatorio del presidente Juan Orlando Hernández con alcaldes de esos tres departamentos y una noche cultural.

En ese sentido, Batres anunció que la cuarta temporada de cruceros terminó de manera exitosa y que por lo tanto “esto siga abriendo muchas puertas, porque los turistas están muy contentos con las riquezas naturales que ofrece Trujillo”.

Trujillo tiene de todo y no solo es playa, mar y sol. Tiene su cultura viva, sus montañas y ríos son impresionantes y a eso se le agrega su historia precolombina y colonial -agrega.

Fuentes de trabajo

Ante la puesta en marcha de la llegada de más naves marítimas Batres adelantó la construcción de la segunda etapa del Banana Coast.

“Esto implica una gran plataforma de dos puestos de atraque que servirá para buques de gran tamaño”, informó Batres.

Por lo tanto,- continuó diciendo que- “este proyecto tiene un valor de más de 20 millones de dólares y tendrá un sistema de desembarco a través del sistema de cambio preferencial que sería una gran novedad, porque no hay en la región un sistema de esta naturaleza.

Añadió que esta construcción genera miles de fuentes de trabajo de manera directa e indirecta.

Según los cálculos, esta segunda etapa estará culminada dentro de un año y medio.

Batres reconoció que el turismo se ha convertido en la punta de lanza del gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.

Por lo tanto, exteriorizó que destinos turísticos como Roatán deben de ser un ejemplo para los trujillanos.

“Nosotros estamos siguiendo los pasos del desarrollo que ha tenido Roatán y el Gobierno ha visto el desarrollo y por eso le está apostando a la industria de cruceros en tierra firme”, concluyó diciendo Batres.

El dato

· En abril de este año el último crucero que llegó a Trujillo fue el Artanica con 964 pasajeros y 533 tripulantes.

Frases de Batres

“Trujillo se ha posicionado en la industria de cruceros y es un destino en el Caribe Occidental”.

“Hemos contado con el apoyo de varias instituciones y de Gobierno y eso ha sido clave para esta industria”.