En Conferencia del Triángulo Norte en Washington: El Salvador y Guatemala reconocen gestión del presidente Hernández para lograr Unión Aduanera

En Conferencia del Triángulo Norte en Washington: El Salvador y Guatemala reconocen gestión del presidente Hernández para lograr Unión Aduanera

Washington, 11 de octubre. El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, y el vicepresidente de El Salvador, Oscar Ortiz, reconocieron hoy, en la Segunda Conferencia Sobre Prosperidad y Seguridad del Triángulo Norte de Centroamérica, el papel decisivo del presidente Juan Orlando Hernández para lograr la Unión Aduanera entres los tres países centroamericanos.

"Presidente Juan Orlando Hernández, usted es el campeón de la Unión Aduanera y el Plan de la Prosperidad", expresó Ortiz durante su intervención en la Segunda Conferencia Sobre Prosperidad y Seguridad del Triángulo Norte de Centroamérica que se realiza en Washington y terminará mañana.

Ortiz realizó esa afirmación en presencia del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence; el secretario de Estado, Mike Pompeo; la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen; los presidentes Hernández y Morales, y del canciller mexicano, Luis Videgaray.

El vicepresidente salvadoreño añadió que "pronto estaremos funcionando totalmente la Unión Aduanera con Honduras en noviembre próximo".

"Usted es el campeón de la Unión Aduanera y del Plan de la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica", recalcó Ortiz.

Por su parte, el presidente Jimmy Morales también destacó en su intervención el papel del mandatario Hernández en la constitución de la Unión Aduanera entre los tres países del Triángulo Norte.

"Presidente Hernández, gracias por apoyar y ser gestor de la Unión Aduanera", indicó Morales.

Por iniciativa del presidente Hernández, la Unión Aduanera se constituyó primero entre Honduras y Guatemala en junio de 2017, y este año se sumó El Salvador.

El gobernante hondureño ha expresado su confianza en la pronta incorporación de los demás países centroamericanos a la Unión Aduanera, lo cual constituirá a esta región en la séptima economía más grande de Latinoamérica.