Presidente Hernández: Gobierno está listo para atender emergencias provocadas por las lluvias

Presidente Hernández: Gobierno está listo para atender emergencias provocadas por las lluvias

Tegucigalpa, 6 de octubre. El presidente Juan Orlando Hernández llamó hoy a los hondureños a evitar “poner en peligro sus vidas, en especial aquellas familias que viven en zonas de riesgo”, y subrayó que el Gobierno está listo para atender las emergencias que puedan ocurrir en el país por las lluvias.

Hernández presidió una reunión del Consejo de Ministros y el Comité Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm), para abordar todo lo relacionado con el clima que abate al país y que ya ha dejado una serie de daños en infraestructura pública y privada.

Debido al problema climatológico existe una alerta roja para los departamentos de Francisco Morazán, Valle y Choluteca, y alerta verde para el resto del país.

En comparecencia de prensa después de la reunión, Hernández indicó que el Gobierno está preparado para enfrentar la situación actual y la que pueda producirse si persisten las fuertes lluvias, especialmente en los tres departamentos que están bajo alerta roja.

presi313

El gobernante refirió que la alerta roja en Francisco Morazán, Choluteca y Valle se mantiene por las próximas 24 horas, debido a que se esperan más lluvias.

Debido a ello, solicitó a los pobladores de los departamentos mencionados que “pongan especial atención a los llamados y a las instrucciones que realicen las autoridades respecto al manejo de la situación”.

“Hay mucha saturación en la tierra y eso provoca deslizamientos en las zonas que son de riesgo y en las que ya se están viendo problemas”, dijo Hernández.

Insistió en solicitar a las personas que no arriesguen su vida, “que cuiden al vecino y seamos solidarios con lo que está viviendo parte del país en este momento”.

No viajar después de las 5:30 de la tarde

Ante el desplazamiento masivo de miles de hondureños que se dio en la Semana Morazánica, Hernández solicitó a los conductores y las familias que salieron de vacaciones “evitar estar en carretera o en viaje después de las 5:30 de la tarde”.

presi314

Una de las razones es porque hasta esa hora se cuenta con la luz del día y, por lo tanto, la gente debe viajar con suficiente tiempo de anticipación para tomar en cuenta esa recomendación de las autoridades; también se deben acatar las demás recomendaciones que se puedan emitir por los medios de comunicación.

“Se les pide ser prudentes y eso implica no desplazarse después de las 5:30 de la tarde”, reafirmó el mandatario.

Añadió que también se requiere viajar a velocidad baja y encender las luces porque el clima hoy ha impuesto densas capas de neblina en los lugares donde suele ocurrir y en otras regiones no habituales.

Prevenir los derrumbes

El presidente Hernández señaló que todos los hondureños pueden tener conciencia sobre las zonas donde de manera recurrente se presentan derrumbes o deslizamientos como producto de las lluvias.

“En zonas donde hay derrumbes se requiere que los carros transiten espaciados”, manifestó el gobernante.

Apuntó que ya se han realizado una serie de acciones para limpiar las zonas donde han ocurrido deslaves o deslizamientos de tierra.

Hernández explicó que ante los posibles derrumbes el personal de Inversiones Estratégicas de Honduras también ha girado instrucciones a las compañías constructoras para que retomen sus labores y puedan solventar los problemas suscitados en las carreteras a causa del temporal.

Llamado a las Naciones Unidas

Asimismo, el titular del Ejecutivo reiteró su llamado al Sistema de las Naciones Unidas por los problemas que afronta Honduras a causa del cambio climático.

“Hemos dicho por casi siete años que Honduras es de los países del mundo más afectados por los cambios de clima”, recordó, y le recalcó al representante de la ONU en Honduras, Igor Garafulic, que “Centroamérica es de las zonas más vulnerables por los cambios de clima".

Insistió en que los Fondos Verdes, que son para capacitación y prevenir a los pueblos ante los efectos del cambio climático, “los necesitamos en Honduras; no puede ser que pase el tiempo y no funcionen. Necesitamos ponerlos a funcionar”.

"No podemos esperar que sigan ocurriendo este tipo de situaciones -agregó- sin tener acceso a toda la cooperación de este tipo de fondo y más cuando Honduras no ha sido el culpable de lo que ha sucedido, en parte por culpa de los países industrializados".

presi315

Sesión permanente

Por otra parte, el mandatario agradeció la labor de los más de 23.000 miembros de Conapremm por su exitoso desempeño durante el Feriado Morazánico y ahora en la situación especial que se vive a causa de las lluvias.

Afirmó que debido al desplazamiento que deben hacer los hondureños, y ahora con los inconvenientes que pueden surgir por las lluvias, se ha decidido “mantenernos en sesión permanente con el Consejo de Ministros”.

Hernández recalcó a todos los hondureños que es un deber “no arriesgar la vida, cuidarse, ser solidarios con los vecinos y ser cuidadosos, por el nivel impresionante de agua que hay ya en los departamentos de Francisco Morazán, Valle y Choluteca”.

Recordó que es importante para los hondureños “no arriesgar la vida, por hacer videos o presenciar inundaciones o derrumbes; es mejor ser solidario en ese momento y ayudar al que está necesitado”.

“Estamos alertas y seguiremos alertas para manejar esta situación de crisis como corresponde. No permitamos que ocurran desgracias si podemos prevenirlas”, cerró diciendo el mandatario.

………

De interés

1. Son más de 23.000 los miembros de Conapremm que, además de brindar seguridad en el desplazamiento de los hondureños durante el feriado, ahora se suman a las labores de preservar las vidas de las personas que están en riesgo por las lluvias.

2. Una de las medidas primordiales para los viajeros es que se les invita a no viajar después de la 5:30 de la tarde o permanecer en carretera a la hora antes mencionada.

3. Se han girado instrucciones para que se limpien las zonas donde se han presentado derrumbes y se puedan montar operativos para asegurar el regreso de miles de hondureños a sus hogares.