Gracias a Crédito Solidario, deportado hoy es exitoso emprendedor

Gracias a Crédito Solidario, deportado hoy es exitoso emprendedor

Tegucigalpa, 7 de enero. Hace unos años, en 1992 para ser exactos, German Enrique Durán se fue para Estados Unidos, pero tuvo una amarga experiencia en ese país y en 2010 regresó a Honduras con las manos vacías, sin esperanzas, lo que quedó atrás porque hoy es un exitoso microempresario de las especias.

La vida de Durán tomó un giro inesperado gracias al programa Crédito Solidario, que es una iniciativa del presidente Juan Orlando Hernández que brinda acceso al crédito a los pequeños y medianos empresarios.

Con los recursos que le brindó Crédito Solidario, Durán se convirtió en propietario del negocio Condimentos Don Germán, que está instalado en las Ahorros Feria El Lempira de la colonia Kennedy de Tegucigalpa.

El hondureño, de 47 años, contó que en su negocio tiene una gran línea de condimentos como especias, consomé de pollo, saborina, pimienta, morro y también vende cacahuates, semillas de almendras, entre otros productos, y además ha llegado a generar 12 empleos directos.

No vayan al Norte

Durán relató que mientras vivió en Estados Unidos la suerte no estuvo a su favor y pasó por momentos críticos de su vida al extremo de "que dormía en la calle o en los autos usados, eso no era vida".

"Me fui a los Estados Unidos y no tuve la suerte de triunfar; me deportaron porque andaba sin papeles y llegué a Honduras con la cola de tacuacín, sin nada y pelado", dijo entre risas el nuevo emprendedor catracho.

Exhortó a las familias hondureñas a que no expongan su vida en su intento de llegar a Estados Unidos.

"Yo les digo a las personas que se quieren ir al Norte que lo piensen", dijo Durán.

Historia de éxito

"Sí se puede; cuando uno quiere y se toman las iniciativas que el Gobierno propone se pueden lograr las metas; solo tenemos que ser honestos y pagar puntales con nuestros préstamos", aconsejó Durán.

Relató que su negocio de condimentos es tan bueno que a la semana recibe un ingreso de 32.000 lempiras; "de ahí le pago a los trabajadores y el resto es para 'el fresco' y para pagar mis compromisos puntuales".

"Antes no tenía ni un cinco ahorrado y ahora tengo 23.000 lempiras ahorrados; ya compré mi moto, tengo dos molinos y ahora voy por un camión Kia", destacó Durán.

Contó que incursionó en el negocio de los condimentos porque "aprendí de mi cpadre en el negocio de especies y él me daba 250 lempiras a la semana".

Durán también relató que obtuvo su primer financiamiento después de que "un día vi a un muchacho con camisa de amarilla y portaba un logo que decía Crédito Solidario y me explicó que es un programa que da 5.000 lempiras para levantar los negocios".

"Me dieron los primeros 5.000 lempiras, los invertí y a los seis meses estaba generando empleos", indicó don Germán, quien hoy fue considerado como un ejemplo de superación por el presidente Hernández durante el acto de entrega de financiamiento de Crédito Solidario a 56 emprendedores en Ciudad Mujer.

Frases de German Durán

"Han pasado muchos presidentes y no han hecho nada, solo han llegado a sentarse. Nosotros reconocemos el trabajo del presidente Hernández, porque Honduras está creciendo".

"Tengo empleados honestos y este programa me ha ayudado a poder generar empleos y más trabajo. Quiero ser una persona que genere y ayude".